Cultura

La provincia de Castellón es una tierra que cuenta con un importante potencial en lo que a patrimonio histórico-artístico, gastronomía, fiestas y costumbres se refiere, resultado de la dilatada historia milenaria y el espíritu creativo de sus habitantes.

Pinturas Rupestres en el Barranco de Valltorta, (Tirig-Albocasser) Castellón de la Plana

El visitante puede realizar un atractivo viaje por la historia, a través del rico y extenso legado artístico-monumental: desde las pinturas rupestres en el barranco de la Valltorta (Tírig-Albocàsser) o en Morella la Vella, catalogadas Patrimonio de la Humanidad; ruinas arqueológicas del poblado ibérico del Puig, uno de los yacimientos ibéricos más importantes de la Comunitat Valenciana; monumentos romanos como el arco que se alza majestuoso en Cabanes, datado en el año 210 a.C.; los castillos y fortalezas medievales como los de Morella o Culla; numerosos edificios religiosos y civiles que abarcan todos los estilos arquitectónicos en Jérica, Morella, Segorbe, Sant Mateu,…y en general a lo largo y ancho de la provincia.

Cuenta además con un importante fondo museístico y buena parte de la historia, del de Castellón , se encuentra expuesto en los más de 60

museos, salas de exposiciones, archivos históricos… de la provincia, entre los que destacan, por ejemplo, el Museu de Belles Arts de Castellón de la Plana, los museos de Morella, el Museo de Ciencias Naturales de Onda, el de Cerámica de l’Alcora, el Catedralicio de Segorbe, el de Arte Contemporáneo de Vilafamés, de la Naranja, en Burriana, del Mar en Peñíscola, el Museo de la Valltorta, etc.

Museo de Bellas Artes de castellón de la Plana

Otro elemento importante que nutre la cultura castellonense, además de la gastronomía y las fiestas es la artesanía. Destaca por su especial significación la cerámica que ha sobrevivido a la modernidad, gracias a la sabia combinación de tradición, arte e industria y que tiene como exponentes las ciudades de Onda y l’Alcora y su Muy Noble Cerámica del Conde Aranda. También en la comarca del Alto Palancia se conserva con celo la vieja tradición de la bastonería, al igual que la artesanía textil (telas, alfombras, mantas…) en Els Ports, sobre todo Morella, o el cáñamo en Castellón, la Vall d’Uixó o Forcall. Afamados artistas de la madera son los talleres que podemos encontrar en Borriol, Càlig, Castellón o Cervera.